Rodrigo Moreno sigue siendo jugador del Valencia, y de momento así seguirá siendo. Lo que parecía una operación inminente, que vestiría al delantero de rojiblanco, ha terminado quedando nada. Aunque Rodrigo llegó a ausentarse de un entrenamient y, según apuntaron varios medios, se despidió de sus compañeros en la Ciudad Deportiva de Paterna
, hoy ha vuelto a ponerse a las órdenes de Marcelino y podría jugar en la primera jornada de Liga.

El director general del Valencia, Mateu Alemany, ha aclarado en rueda de prensa lo sucedido con el delantero durante esta semana. Alemany ha reconocido que fue Peter Lim quien llegó a un acuerdo con el Atlético para la venta de Rodrigo, pero ahora mismo no hay nada. «Lo que era una oferta no es una oferta y lo que parecía un acuerdo no se ha podido efectuar. Yo creo que Rodrigo no lo tenía tan claro. Hoy he visto al jugador muy contento».

Según ha contado, Rodrigo nuna pidió salir y ha sido el propio jugador el que ha solicitado volver a los entrenamientos con el equipo: «Debía terminarse de concretar entre el Atlético y el jugador, pero creo que la decisión total por parte de Rodrigo no estaba tomada. Entre clubes el acuerdo ya estaba hecho. Por circunstancias que no tienen que ver con el Valencia esa opción no está encima de la mesa hoy. Rodrigo no nos ha pedido salir».

No obstante, Alemany no ha cerrado la puerta a su posible salida: «Rodrigo es una situación estratégica de club. Excede a la concepción de plantilla. Respetamos que está en manos del máximo accionista. Tenemos que estar preparados para afrontar la sustitución e ir al mercado a por un jugador importante».

«La situación financiera del Valencia recae sobre las inversiones y obligaciones del propietario. Operaciones de 60 millones deben recaer en el propietario y tiene mi respeto con la decisión que tome. Si no me sintiera útil, no estaría aquí. Estaría en Mallorca», ha añadido.