El Olympique de Marsella «ha decidido rescindir el contrato de trabajo» de Adil Rami, ya sujeto a procedimientos disciplinarios, según han desvelado fuentes cercanas al club francés.

Desde las oficinas del Marsella no han querido pronunciarse sobre la noticia que adelantó el diario ‘L’Equipe’. Según este rotativo el club le habría comunicado por carta y hace unos días al central, de 33 años, que había cometido «una falta grave».

Rami, que habrá jugado dos temporadas en el Olympique de Marsella si se consuma este despido, fue objeto de un procedimiento disciplinario después de perderse un entrenamiento para participar en el rodaje del espectáculo ‘Fort Boyard’. Un rodaje en el que se habría enfrentado a actos supuestamente incompatibles con el hecho de que estaba lesionado.

El escenario para el despido del futbolista galo se habría reforzado en las últimas semanas y el pasado día 10 de julio el presidente del club, Jacques-Henri Eyraud le había recomendado «plantearse, muy seriamente su situación, su profesión de futbolista y sus derechos y deberes como jugador campeón del mundo».

Y es que también se había hablado de Rami en las últimas fechas a causa de su separación de la actriz Pamela Anderson y por el hecho de haber sido rechazado por una asociación para la defensa de las víctimas de violencia conyugal con la que se había comprometido.

La noticia del despido de Rami se produce después de un pésimo debut del equipo marsellés en la Ligue1 francesa. Los de André Villas-Boas cayeron este fin de semana por 2-0 ante el Stade de Reims.